Scroll Top
Plaza de Marina 2, 5 derecha, Málaga
952 22 82 02

Mahos considera insuficientes las medidas económicas del Gobierno por la crisis del Coronavirus y exige un esfuerzo adicional para mantener empresas y empleos

La Asociación de Hosteleros de Málaga (Mahos) considera insuficiente el paquete de medidas económicas anunciadas ayer martes por el Gobierno de España para paliar los efectos de la crisis provocada por el coronavirus.

Aunque reconocemos el esfuerzo del Ejecutivo para movilizar hasta 200.000 millones de euros, exigimos un esfuerzo adicional al conjunto de las administraciones para mantener empresas y empleos.

Mahos forma parte de la Confederación Empresarial de Hostelería de España (CEHE). Así, en la línea que defiende la patronal nacional, reivindicamos la suspensión de cualquier obligación de pago de los establecimientos hosteleros a las administraciones, como el IBI, el IAE o los impuestos de las terrazas.

Según nuestro presidente, Javier Frutos, medidas como la flexibilización de los ERTES y las destinadas a garantizar la liquidez de las empresas ayudarán al conjunto del tejido empresarial, pero es necesario apelar a la sensibilidad y responsabilidad del Gobierno para paliar al máximo los efectos devastadores que esta crisis está ocasionando.

Postura de Mahos ante las medidas económicas propuestas por el Gobierno

Paralización de obligaciones con los bancos, empresas de suministros, arrendadores… frente al Coronavirus

“Es necesario adoptar más medidas para evitar la quiebra de los más de 300.000 negocios hosteleros que hay en España, 18.000 en la provincia de Málaga”, según Frutos.

En este sentido, Mahos plantea la suspensión de las obligaciones económicas de los hosteleros con los arrendadores de sus negocios, puesto que éstos no están en su normal funcionamiento, tal y como ya ha anunciado que va a hacer Francia.

Se hace necesaria asimismo la supresión de las tasas e impuestos en todos los suministros de energía; España no se puede quedar atrás en relación a otros países. Y para evitar la desaparición de los negocios, es imprescindible la paralización de las obligaciones con los bancos de préstamos, de las hipotecas y créditos.

La situación a la que se enfrentan los negocios de hostelería es dura y hay que recordar que este sector da empleo en España a 1,2 millones de personas, de las que alrededor de 100.000 desarrollan su trabajo en los establecimientos de la provincia de Málaga.

En el ámbito municipal, los hosteleros malagueños piden asimismo bonificaciones en la tasa de aguas durante el periodo que dure la crisis, así como coordinar las medidas municipales de restricción o limitación de movimientos y/o actividades con Mahos y las asociaciones locales.

Del mismo modo, Mahos considera necesaria la creación de un fondo de contingencia municipal, para ayudas al sector, con los fondos de promoción y ejecución de actividades canceladas o no ejecutadas.

Esta petición de hace extensiva en sus mismos términos al ámbito autonómico, y se añaden la creación de un fondo de liquidez para las empresas que lo necesiten mientras dure la crisis y subvenciones a fondo perdido por las cancelaciones de clientes o cierre de establecimientos.

Todos estos planteamientos ya los conocen tanto el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, como el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, que los recibieron el pasado fin de semana en sendas cartas firmadas por Javier Frutos.